martes, 30 de diciembre de 2008

ANTES Y AHORA

En este romance quiero
del mejor modo explicar
los cambios en estos pueblos
del treinta y seis para acá.

Antes los padres no podían
llevar sus hijos a estudiar
y por desgracia tenían
que enseñarles bien a arar.













Ahora por suerte ya pueden
ver sus hijos licenciados
acaso con la carrera
que para sí desearon.



















Antes los mozos de aquí
esposa muy bien buscaban
uniendo tanto sus vidas
como sus tierras lograban

Ahora en cambio nadie quiere
con un labrador casar
y con cualquier pretendiente
a la capital se van

Antes durante el invierno
los vecinos se juntaban
para jugar a la brisca
una noche en cada casa














Ahora en cambio con la tele
las familias no se hablan
y no se encuentra ocasión
para fomentar la charla















Antes las bodas se hacían
muy felices en el pueblo
las familias se alegraban
sin el regalo por medio.

Ahora las bodas se tornan
en lucrativo comercio
te invito para que regales
lo que me cuesta el cubierto.

Antes en las comuniones
el niño era el primero
quizá lo más especial
el traje de marinero.


















Ahora en cambio el niño pasa
como adorno en el banquete
sólo importa aparentar
gran nivel ante la gente.












Antes con mucha frecuencia
“ a senara” se tocaba
y todo el mundo acudía
a lo que se precisara.

Ahora sólo el dinero
logrado de subvenciones
logra poner el remedio
en todas las ocasiones.

De aquellos tiempos antiguos
no debemos olvidarnos
pues el bienestar nos hizo
mucho menos solidarios.

1 comentario:

Maripaz Brugos dijo...

Modesto, tienes la sabiduria de los hombres buenos ...

Me encanta leer tus escritos ...

Muchas gracias por compartirlos ...

¡ah ! Alvaro, esta guapisimo ...

Un saludo y mi cariño

Maripaz