domingo, 21 de marzo de 2010

POESÍA A LA ABADÍA





















En Sahagún ha muchos años
con Abadía ha contado
de frailes benedictinos
que mucha fama le ha dado
.

Gran cantidad de buen trigo
allí muy bien se guardaba
a costa de mucho hambre
de la gente que sudaba
.

De la Liébana a Toledo
sus posesiones llegaron
los diezmos y los tributos
todo el mundo los pagaron.

Como eran muy sibaritas
el pescado no faltaba
lo criaban en lagunas
que los demás ni tocaban
.

Para esquivar la abstinencia
llegaba a tanto “su papo”
que echaban un cerdo al agua
y decían ser “pescado.”

Gran poder tenía el Abad
sobre todos sus vasallos
pues ni príncipes ni obispos
osaban poner reparos

En la panera los frailes
que aún existe hoy día
gran cantidad de tributos
en ella se recogían.

Moler, cocer y prensar
tampoco se permitía
sin pagar el buen tributo
que imponía la Abadía.


Cargado con saco al hombro
su distancia recorrí
deseando por momentos
que llegara pronto el fin



El hermoso Arco de entrada
al histórico cenobio
merece ser conservado
como nuestro Patrimonio

La esbelta torre del reloj
pronto será restaurada
alegra mucho el entorno
y nos da las campanadas


Todos estos monumentos
tenemos que conservarlos
para que los descendientes
también puedan contemplarlos.
















2 comentarios:

Luis dijo...

Eres un poeta increíble amigo. Sabes cómo contar historia de modo sencillo y con una rima trabajada. Estoy de acuerdo contigo; hay que salvaguardar nuestro patrimonio para que la historia pueda continuar contando aquello que sucedió hace muchos años. Un fuerte abrazo.

Maripaz Brugos dijo...

Modesto, tiene razón Luis...eres un poeta increible. Luis, tambien es un poeta increible...

Me imagino que lo habreis pasado fenomenal todos juntos el otro dia.

Un abrazo