viernes, 4 de noviembre de 2011

CONFIRMACIÓN DE JÓVENES EN CISNEROS

El pasado 29 de Octubre el Sr. obispo de Palencia administró el sacramento de la Confirmación a 38 jóvenes procedentes de los pueblos que pertenecen al arciprestazgo de Cisneros y algunos más de otros pueblos.

















Como pocas veces se ve juntos a tantos jóvenes, reconforta comprobar el gran cambio que se ha realizado en esta última generación, tanto en lo físico, pues son altos y bien plantados, como en su educación general, pues todos los que leyeron alguna petición lo hicieron con muy buena entonación y oficio.
El primero que lo hizo fue mi nieto Víctor encargado de la presentación y saludo a los asistentes. También se confirmaron su hermana Esperanza y sus primos Alberto y Fernando con María, amiga de Esperanza de San Nicolás.












Como recuerdo les saqué una foto en conjunto con los demás confirmados y el Sr obispo, en la que los tres primos salieron bien, pero Esperanza salió casi tapada por la cara de su hermano Víctor. Para subsanar este fallo saqué a mis nietos solos con el fondo del retablo.














Por desgracia este grupo de jóvenes cierra un ciclo en la vida de este pueblo, pues después de ellos no ha nacido ningún niño en 16 años.
El Sr Obispo, de una estatura media, se sirvió de un escalón próximo y tuvo que estirar el brazo para ungirlos y darles el cachete cariñoso con que les despide.
Antes, como nos confirmaban más niños, nos asustaban con un latiguillo que decía: “Soy el obispo de Roma, para que te acuerdes toma.”
El simbolismo de este amable cachete creo que era para confirmar nuestra fe y hacernos soldados de Cristo, que como los soldados y caballeros antiguos recibían el ritual espaldarazo.


















La ceremonia se efectuó con buen orden según nos ensayó nuestro cura-párroco D. Gaspar y el Sr obispo dedicó una sentida plática a los confirmados y a todos los asistentes.
Esta bella iglesia realzó la ceremonia, pues su interior está lleno de verdaderas maravillas.















El artesonado central es majestuoso, al que acompañan los cimborrios de las capillas laterales con preciosos dibujos geométricos rellenos de buenas pinturas.
Grandioso es también el retablo central, dedicado a San Facundo y Primitivo, con varios niveles de pinturas, enmarcados en filigranas de madera policromada.
En un lateral preside el conjunto un crucifijo de gran valor.























En suma, otra joya más que tiene esta alargada provincia de Palencia de Norte a Sur.


Debemos sentirnos orgullosos de tener muchos monumentos de inestimable valor artístico. Procuremos promocionar todo este singular reclamo turístico, para que esta región sea más conocida y pueda salir de este letargo general que tanto daño nos hace.
Con la colaboración familiar de los confirmados y del pueblo de Cisneros se sirvió un vino español a todos los asistentes, que llenamos el amplio salón que el Sindicato Agrario tiene en su planta superior.
Con las primeras horas de la noche concluyó esta celebración, que por haber estado la iglesia en reparación, no se pudo celebrar antes.
Esta circunstancia ha contribuido a que el número y edad de los confirmados sea mayor, lo que ha ayudado mucho a que esta ceremonia resultara completa y muy emotiva, que será recordada con agrado por todos los asistentes

1 comentario:

Maripaz Brugos dijo...

Modesto, que bien has relatado la ceremonia y el ambiente que habia.
Me ha encantado conocer a tus nietos.
Muchos besos para ti y para Raquel